Ambientes de aprendizaje desde el paradigma sistema-entorno

17 04 2009

En diciembre de 2002  Darío Melo y yo escribimos un ensayo sobre el concepto de entorno para nuestro curso Cibernética de la cibernética. Al leerlo hoy en día me surgen algunas inquietudes sobre los ambientes de aprendizaje. Esta primera entrega presenta un fragmento adaptado de ese texto:

Luhman (1998) explica el paradigma sistema – entorno: el observador es el que distingue la diferencia entre ambos y el que realiza la determinación de límites. Esta visión teórica evita conceptos de entidades existentes con atributos objetivos. En su lugar define un sistema como una región limitada por un espacio que lo distingue funcionalmente y de manera única. Con ello enfatiza las percepciones y más significativamente las distinciones hechas por los observadores. Nosotros como observadores observamos las diferencias entre el sistema y su entorno, los distinguimos uno del otro trazando los límites… Al hacer distinciones el observador parte de la nada, luego realiza la distinción y entonces dibuja la frontera, el límite, separa del resto de cosas, que es lo que denominamos entorno, entonces es distinguida, indicada o identificada. De esta manera el observador, al hacer la distinción, también define cuál es el entorno.

Un sistema es un conjunto de variables seleccionadas por un observador para hacer la distinción. Usualmente es posible realizar tres distinciones:

i)  el objeto observado,
ii) la percepción del objeto observado, la cual será distinta para observadores  distintos y
iii) el modelo o representación del objeto percibido.

…Usualmente el término sistema es usado para referirse a las dos primeras distinciones y el término modelo se refiere a la tercera. Ashby usó los términos “máquina”, “sistema” y “modelo” en ese orden para las tres distinciones. Hay varias definiciones más de sistema. Para Maturana y Varela  sistema es un conjunto de arreglos o entidades relacionadas o conectadas que integran una unidad, un todo orgánico o un conjunto definible de componentes. Para Ashby, sistema es un conjunto de variables seleccionadas por un observador junto con las restricciones sobre la variables que cualquiera descubre, hace hipótesis o prefiere. Las variables de un sistema pueden representar el componente de una máquina compleja, un organismo o una institución social y una restricción es el complemento lógico de la relación, una definición equivalente de sistema es que este representa un conjunto de componentes junto con las relaciones que conectan forman un todo. La estructura del sistema se refiere a las normas de transformación y a las relaciones actuales que se mantienen entre los componentes que integran un sistema en un espacio dado (Maturana y Varela 1979 en Luhmann, 1998).

El punto de partida para la teoría diferencial de los sistemas sociales es la diferencia entre sistema y entorno. El sistema se diferencia del entorno pero no puede existir sin él, se constituye y mantiene mediante la creación y conservación de la diferencia que tiene con el entorno. El entorno por su parte no es ningún sistema, alcanza unidad mediante y con relación al sistema. El entorno es lo que rodea al sistema y ayuda a definir su significado. Cada sistema tiene un entorno diferente, sin embargo, como los sistemas pueden tener sistemas parciales, el sistema se convierte en el entorno de éstos. El entorno tiene horizontes abiertos y no límites como el sistema, los límites del sistema excluyen al entorno y distribuyen la causalidad entre el sistema y el entorno reduciendo así la complejidad interna del sistema (Luhmann, 1998).

Para la teoría de la complejidad de los sistemas entran en juego los elementos y las relaciones. Los elementos son las unidades no reductibles del sistema y no existen sin una relación, entre más elementos se deban mantener en un sistema se hace más difícil relacionar cada uno de ellos en un mismo momento lo que incrementa la complejidad del sistema. Es decir, no es posible hacer parte del sistema o ser elementos del sistema, si no posemos conexiones dentro de él. Pero los sistemas no son solo relaciones entre elementos, también hay conexiones entre las relaciones, esto es lo que se llama condicionamiento. Lo complejo entonces es la información que le falta al sistema para aprehender y describir su entorno y a sí mismo. Las relaciones entre los elementos se pueden condicionar mutuamente, es decir, algo puede suceder si ocurre lo otro (Luhmann, 1998).

Determinar los límites de un sistema es el requisito fundamental para diferenciarlo de otros sistemas y de su entorno. Los sistemas utilizan límites para regular la diferencia con el entorno, excluyen al entorno, lo separan del entorno pero también unifican sistema y entorno. Son los límites los que reducen la complejidad interna del sistema. Siempre hay algo detrás de un límite, su existencia presupone que existe una realidad más allá de ellos. Los límites separan elementos pero no necesariamente relaciones. Si hay límites bien definidos, los elementos se pueden atribuir al sistema o al entorno, mientras que las relaciones pueden acontecer entre sistema y entorno, en ellas los límites no cumplen ningún papel. 

Hoy me pregunto ¿qué hace parte del sistema que hemos denominado ambiente de aprendizaje? ¿cuál es su entorno? ¿por qué siento que son difusos los límites entre uno y otro? ¿cuáles son los componentes/variables/elementos del sistema y cómo se relacionan entre sí?

Luhmann, N. (1998). Sistemas sociales, lineamientos para una teoría general. Santafé de Bogotá; Anthropos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: