¿Cómo buscan información los estudiantes?

6 09 2010

Brand-Gruwel et al. (2009) realizaron una investigación para conocer el proceso que siguen los estudiantes para resolver problemas de información. Ellos parten de la certeza de que la educación actual debe enfatizar en el aprendizaje significativo, la construcción de conocimientos y el aprendizaje auto-dirigido. Para estimular este tipo de aprendizajes se debe estimular al estudiante mediante problemas para cuya solución se requiera el uso de información. Encontraron en la literatura que muchos estudiantes no son capaces de resolver adecuadamente este tipo de problemas porque no siempre saben qué terminos de búsqueda usar, no siempre evalúan los resultados de la búsqueda para consultar una página, entran a las páginas con base en los títulos y el pequeño resumen que arroja el buscador o no son capaces de definir el problema.

Partieron de su modelo IPS-I que describe las habilidades necesarias para resolver problemas de información cuando se usa Internet para buscarla. Estas son:

  • Definir el problema de información
  • Buscar la información
  • Escanear información
  • Procesar información
  • Organizar y presentar información

Estas habilidades no se llevan a cabo de manera lineal y están acompañadas de actividades de regulación que se llevan a cabo durante todo el proceso, determinan la  eficiencia y efectividad del mismo y compensan la falta de conocimiento sobre el tema del problema. También están acompañadas de habilidades condicionales, que son las de lectura, evaluación de fuentes, manejo adecuado del computador y navegación en Internet.

El proyecto de investigación se adelantó con tres grupos de estudiantes (5 de doctorado y 5 de psicología, 15 profesores en entrenamiento y 23 estudiantes de 9º grado) a quienes se les planteó un tema general y neutral sobre el cual los dos primeros grupos debían generar un pequeño artículo y el último dar respuesta a unas preguntas.

Los investigadores encontraron que:

  • todos los grupos ponen en práctica todas las habilidades planteadas en el modelo,
  • todos se toman poco tiempo en definir el problema y procesar la información y mucho tiempo en buscarla y presentarla,
  • el proceso de búsqueda y escaneo es iterativo,
  • la organización y presentación de información es realizada al finalizar el proceso.

Se concluyó que las habilidades se van  desarrollando a medida que se tiene más experticia en el manejo de información.

Anuncios




¿Qué están aportando las TIC al aprendizaje?

14 05 2010

Apartes de la ponencia presentada en el X Foro colombiano de investigadores en informática educativa – RIBIE – Col. Ver texto completo en http://ribiecol.org/red/docs/Borrador_ponencia_foro_RIBIE_31ago09.doc

Un tema crítico en la integración de las TIC en los procesos académicos gira en torno a conocer el valor agregado que

El contexto actual: la Sociedad del Conocimiento

El mundo actual tiene en el conocimiento la base de la actividad económica, social y cultural. Gracias a los avances tecnológicos el conocimiento se difunde muy rápidamente en todos los niveles de la sociedad, permeando el Estado, la ciencia, la tecnología, la economía, la innovación, la creatividad, la interacción humana, la cultura, el arte y por supuesto, la educación.

El volumen de información al que se tiene acceso es altísimo y crece día a día, por lo que se requiere tener unas habilidades para manejarlo, para comunicar la información adecuadamente, obtenerla y recuperarla de distintas fuentes, compartirla, interactuar y producir en torno a ella. Son las TIC las que favorecen y facilitan este manejo, convirtiéndose en herramientas fundamentales para hacer parte de esta sociedad, llamada Sociedad del Conocimiento.

Demandas de la SC a la educación

El desarrollo de competencias para la Sociedad del Conocimiento plantea grandes retos a los sistemas educativos. Esta Sociedad ha incrementado dramáticamente su demanda sobre lo que quiere que los estudiantes aprendan pero las herramientas en la escuela necesarias para lograr esto no han cambiado al mismo ritmo (Roschelle, Pea, Hoadley, Gordin, & Means, 2000).

Es prácticamente imposible preservar el modelo en el que aprender se orienta a recordar y repetir datos y hechos, pues los volúmenes de información existente son inmanejables. Se impone romper el esquema que asume que el contenido se debe ser como siempre ha sido. El modelo tradicional no tiene impacto en esta Sociedad que requiere generar estrategias para hallar la información, utilizarla para construir significados e interactuar con diferentes culturas. Generar estas nuevas estrategias implica modificar las prácticas pedagógicas tradicionales por prácticas de facilitación o mediación del aprendizaje.

El profesor que continúa en el modelo tradicional posee el conocimiento, lo transmite y transfiere a sus estudiantes y está haciendo uso de las TIC para preservar y potenciar este tipo de prácticas pedagógicas pues las usa como herramientas neutrales para hacer las mismas actividades de enseñanza y aprendizaje que puede hacer sin ellas.

El profesor que requiere la Sociedad del Conocimiento diseña actividades alrededor del interés del estudiante, de necesidades reales, promueve el desarrollo de proyectos en colaboración y hace énfasis en la comprensión de ideas complejas más que de definiciones y hechos. Se requiere que este profesor integre distintas disciplinas y oriente los procesos educativos en la comprensión de fenómenos o la resolución de problemas más que en los contenidos, de manera que rompa con los límites que se han trazado entre las disciplinas.

Los ambientes de aprendizaje

El ambiente de aprendizaje es el espacio/tiempo en el cual confluyen todas las demandas y requerimientos de la sociedad y donde se deben concretar las acciones para el desarrollo de las capacidades, competencias, habilidades y valores que se esperan. Acorde con los requerimientos de la Sociedad del Conocimiento, los ambientes de aprendizaje deben ser escenarios de interacción físicos y/o virtuales diseñados para que se lleven a cabo procesos educativos concretos y holísticos, escenarios de construcción de conocimientos diversos desde el punto de vista cognitivo, lúdico, social, político, económico, ciudadano, entre otros. Se espera que estos procesos se lleven a cabo mediante un conjunto de interacciones entre los diferentes actores que toman parte en él.

Los ambientes de aprendizaje orientados por el modelo tradicional se generan por inercia, las tendencias actuales indican que hay que planearlos, diseñarlos de acuerdo con los objetivos de aprendizaje que se persiguen, implementarlos y evaluar sus resultados.

La integración de TIC en los ambientes de aprendizaje

Las TIC facilitan a los estudiantes tener experiencias auténticas, acceder de inmediato a una gran fuente de materiales, contar con múltiples medios de visualización de problemas reales y de conexión de éstos con experiencias previas, proveen herramientas idóneas para comunicarse auténticamente con personas distantes en cualquier momento (DCSF, 2001).

Además, al poder guardar los productos desarrollados por los estudiantes, recuperarlos fácilmente, manipularlos, revisarlos, modificarlos y compartirlos, el profesor puede concentrarse en fomentar el desarrollo de habilidades de alto orden.

Las características propias de las TIC y su relación simbiótica con la Sociedad del Conocimiento, permiten que su integración en los procesos educativos potencie el desarrollo de competencias, bajo la condición de que esta integración sea consistente con unos principios y unas acciones pedagógicas que también se dirijan a potenciar dichas competencias.

Se requieren cambios en las concepciones pedagógicas

Sin embargo, dado que los procesos de cambio al interior del sistema educativo son muy lentos, el modelo de enseñanza tradicional sigue vigente en la mayoría de las instituciones educativas. Así, en la mayoría de los casos, las TIC se han incorporado para potenciar este modelo de dos formas que no están basadas en las potencialidades pedagógicas mencionadas. Primero, en el terreno tecnológico-instrumental, en el que se enseña el manejo de las herramientas per se (Cabero, 2002). La integración de las TIC se ha entendido como el fortalecimiento de una nueva área de aprendizaje en la que hay que aprender unos contenidos y desarrollar unas habilidades para el manejo de los equipos informáticos (Halpin, 1999). Segundo, se usan como herramientas neutrales para adelantar las mismas actividades de enseñanza y aprendizaje que se pueden llevar a cabo sin ellas (Lim, 2000).

De esta manera el valor que pueden agregar las TIC a los ambientes de aprendizaje es mínimo y no propician que los estudiantes desarrollen aprendizajes profundos. Las TIC, dadas sus características, tienen la potencialidad de dar soporte al ambiente de aprendizaje para que le permita al estudiante tener experiencias significativas, acercarse a personas, procesos o eventos y conectar esas experiencias con sus conocimientos previos. El uso que se les de a estas herramientas es entonces el que determina el impacto que se logre en el ambiente de aprendizaje.

Usar las herramientas para llevar a cabo actividades educativas no conduce a un mejoramiento de los ambientes de aprendizaje. Sin embargo en el entorno educativo permanece un imaginario que le otorga poderes a las TIC sobre el aprendizaje (Unigarro, 2001). Muchos docentes y directivos creen que con dotar de TIC las aulas se mejora la calidad de la educación.

Se requiere más que el uso de las herramientas, se requiere llevar a cabo acciones en las que se articulen las TIC al currículo con el fin de mejorar la calidad del aprendizaje, de desarrollar competencias y habilidades.

¿Por qué nos interesa saber esto?

Los hallazgos y conclusiones de las investigaciones deben llevarse a la acción, deben mejorar los servicios y productos que se ofrecen a la comunidad educativa. En el caso del Centro de Tecnologías para la Academia, los hallazgos de las investigaciones que se han adelantado se están retomando para fortalecer los programas de formación en pregrado y posgrado, la asesoría que se brinda a los docentes de las distintas Facultades para la integración de TIC en sus asignaturas y el proceso de diseño y desarrollo de materiales educativos.

Bibliografía

Boude, O. & Ruiz, M. (2009). TIC y el aprendizaje basado en problemas como agentes significativos en el desarrollo de competencias. Index de Enfermería. Vol 3.
Cabero, J. (2002). La aplicación de las TIC: esnobismo o necesidad educativa. Red Digital No. 1. Recuperado en http://reddigital.cnice.mec.es/1/cabero/01cabero.html en Julio de 2009.
DCSF (2001). Department of Children, Schools and Families. White Paper. Recuperado en http://www.dfes.gov.uk/index.html en julio de 2009.
Halpin, R. (1999). A Model of Constructivist Learning in Practice: Computer Literacy Integrated into Elementary Mathematics and Science Teacher Education. [Versión electrónica]. Journal of Research on Computing in Education, 32(1).
Jaramillo, P., Castañeda, P. & Pimienta, M. (s.f.). Inventario de usos de las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) para aprender y enseñar. Revista Educación y Educadores. (aprobado no publicado aún).
Lim, C.P. (2001). Object of the activity systems as a major barrier to the creative use of ICT in schools. [Versión electrónica]. Australian Journal of Educational Technology, 17(3), 295-312.
MEN (2009). Las competencias en la educación superior. Recuperado en http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-189357_archivo_pdf_introduccion.pdf en julio de 2009.
Roschelle, Jeremy; Pea, Roy; Hoadley, Christopher; Gordin, Douglas y Means, Barbara (2000). Changing how and what children learn in school with computer- based technologies. Children and Computer Technology Vol 10 No.2 Recuperado en http://www.futureofchildren.org/) en septiembre de 2007.
Tuning (2007). Informe Final del Proyecto Tuning América Latina: Reflexiones y perspectivas de la Educación Superior en América Latina.. Consultado en http://tuning.unideusto.org/tuningal/ en agosto de 2009.
Tobón, S. (2006). Formación Basada en Competencias. Pensamiento complejo, diseño curricular y didáctica.
Unigarro, M.A. (2001). Educación virtual: encuentro formativo en el ciberespacio. Bucaramanga: Editorial UNAB.





¿Somos competentes para manejar información?

17 08 2009

La alfabetización informática e informacional (o competencias para manejo de información mediante TIC) es un componente clave en los currículos de la Sociedad del Conocimiento. Los computadores están presentes en casi todas las facetas de nuestras vidas, los empleadores prefieren trabajadores que tengan habilidades en el manejo de computadores porque son más productivos y eficientes (Gupta, 2006), las actividades académicas requieren reconocer las necesidades de información, saberla ubicar, seleccionar. determinar su relevancia y saber llegar a ella mediante las TIC, organizarla, clasificarla, re-escribirla (Jaramillo, 2005).

Sin embargo, parece que no nos hemos dado cuenta de esto. Pocos profesores fomentan que sus estudiantes busquen información y construyan a partir de ella. Y quienes fomentan la búsqueda no los orientan para que revisen varios documentos, varias posturas y no se queden con el primer registro que les arroja google. Además, cuántos se percatan de la confiabilidad del sitio donde buscan información? Muy pocos. He visto profesores que aman Wikipedia. Y no es que consultar Wikipedia esté mal, pero cuando los objetivos de la consulta de información son académicos, no es la fuente más indicada. Muchos estudiantes hacen la “tarea” a partir de ese primer sitio que encuentran. Y qué hacen, resumen? parafrasean? qué valor agregado le dan a esa información? son críticos con lo que allí se les presenta? lo creen rápidamente? les interesa quién fue el autor y qué posibles intereses pueda tener?

Estamos adelantando una investigación para identificar los niveles de estas competencias en estudiantes de educación superior. Sin ver los datos, pero con base en observaciones y experiencias previas, me atrevo a decir que no se encuentran en muy buenos niveles. Ojalá me equivoque. Sin embargo, más importante que tener este diagnóstico, es actuar para diseñar e implementar estrategias para que esas competencias mejoren. Y bueno, supongo que ampliar el alcance no sólo a estudiantes sino a profesores, que, de pronto, resultan menos competentes que los estudiantes mismos.

Gupta (2006). Computer literacy: essential in today’s computer-centric world. ACM SIGCSE Volume 38 , Issue 2.
Jaramillo (2005). Qué saben hacer los niños con los computadores y la información. Revista de Estudios Sociales No 20.





Las competencias que demanda la Sociedad del conocimiento

4 08 2009

Desde el pasado, aunque no tanto como como hoy en día, se nos ha demandado la capacidad de análisis, síntesis, abstracción y creatividad. Los nuevos retos que impone el mundo actual exigen además que tengamos más habilidades y competencias en diversas dimensiones de nuestra integralidad como seres humanos. Por ejemplo, el proyecto Tuning plantea que estas son algunas de las competencias que la Sociedad del Conocimiento nos demanda:

  • autonomía  
  • trabajo en equipo 
  • capacidad de llevar los conocimientos a la práctica (no suena novedoso, pero es tan difícil que aún vemos a muchos personajes que predican teorías y no las aplican)
  • saber organizar y manejar el tiempo
  • habilidades de comunicación oral y escrita
  • analizar información de diversas fuentes
  • gestionar proyectos
  • aprender a actualizarse permanentemente
  • responsabilidad social y compromiso ciudadano
  • compromiso con la calidad
  • capacidad crítica y autocrítica

Este tipo de habilidades, desempeños y/o competencias se pueden fomentar en los ambientes de aprendizaje adelantando un cambio radical en ellos: contenidos, estrategias, roles, recursos, relaciones, objetivos, entre otros.





Un proyecto para niños de primer grado

17 03 2009

La integración de TIC en la educación no debe hacerse solamente con el fin de desarrollar habilidades o competencias para el manejo de las herramientas sino que dicha integración debe articularse con el currículo y facilitar la construcción de aprendizajes en distintas áreas. Las TIC entonces son al mismo tiempo fin y medio para el aprendizaje. Fin porque en la sociedad actual, del conocimiento, es indispensable tener habilidades para ser usuarios de la tecnología de manera que se puedan atender las necesidades individuales y colectivas de información, diversión y comunicación. Medio porque las TIC no deben ser el centro de atención del proceso educativo sino un medio para construir y aplicar conocimientos. 

¿Cómo concretar estas ideas en estrategias que permitan trabajar el desarrollo de habilidades informáticas e informacionales y a la vez de otros aprendizajes?

A manera de respuesta a esta pregunta, voy a compartir apartes de un proyecto que diseñé hace unos años. El proyecto estaba dirigido a niños de primer año de básica primaria y se articulaba con los currículos de lenguaje e historia y el desarrollo de competencias ciudadanas.

Proyecto: Mi familia.

Al participar en este proyecto los estudiantes trabajarán en parejas y presentarán sus familias a sus compañeros de clase. Con ayuda del computador:

  • realizarán dibujos que destaquen las características físicas de los miembros de la familia
  • escribirán textos en los que describan aspectos de la personalidad y roles que desempeñan cada uno de los miembros de la familia
  • narrarán anécdotas que hayan ocurrido al interior de cada familia
  • describirán cómo se imaginan a la familia en el futuro
  • identificarán las similitudes y diferencias entre una y otra familia de los miembros de la pareja de trabajo
  • manejarán fotografías digitales y
  • presentarán sus familias a los demás compañeros.

El proyecto está pensado para llevarse a cabo en un semestre académico teniendo en cuenta que se tienen los recursos adecuados y suficientes: al menos un computador para cada pareja de estudiantes, impresora, procesador de palabras y graficador en cada computador, medios de almacenamiento de datos, papel y un par de horas de clase a la semana. Antes de empezar, los niños deben saber prender y apagar el computador, manejar el teclado y el mouse y conocer algunos conceptos básicos como clic, dobleclic o ventana.

Sobre habilidades informáticas e informacionales se espera que los niños sean capaces de:

  • abrir y cerrar programas
  • usar el mouse para dibujar
  • manipular ventanas y menús
  • guardar sus archivos con orientación del profesor
  • imprimir con orientación del profesor
  • manipular diskettes o USB
  • digitar en el teclado del computador y construir textos, usando una correcta posición de los dedos, las manos y el cuerpo
  • con orientación del profesor, recuperar información almacenada en un archivo en disco duro, diskette o USB
  • modificar la información almacenada previamente, cambiar palabras, alterar el orden de los párrafos, cambiar el sentido de las frases, agregar nueva información, cambiar el formato o color de la letra
  • insertar imágenes de un archivo con orientación del profesor
  • presentar los dibujos y textos con ayuda de las TIC a sus compañeros.

Adicionalmente se espera que sobre las otras áreas (lenguaje, sociales y competencias ciudadanas) los niños aprendan a:

  • recoger información de una variedad de fuentes como entrevistas con personas, fotos, experiencias previas
  • escoger la información útil para los objetivos del proyecto
  • identificar cambios físicos y sociales durante el tiempo
  • escribir, leer, corregir, revisar
  • presentar ideas y productos ante un público
  • manejar los conflictos que se presentan al trabajar en grupo
  • llegar a acuerdos
  • identificar que algunos compañeros tienen experiencias diferentes, piensan diferente, hacen dibujos diferentes y usan el computador de diferente forma.

Como puede verse, los recursos que se utilizan en el proyecto son muy sencillos pero los aprendizajes que se pueden alcanzar son importantes. La eficacia de la integración de las TIC en la educación no depende de su potencialidad sino de la forma, el objetivo y la filosofía con que sean usadas.

Amigos de FORE, espero que este proyecto les sea de utilidad. Espero que quienes lo implementen me retroalimenten con sus comentarios y sugerencias.





Ser competente

9 11 2008

En este momento estoy dedicada a aprender inglés. Hace unos años alcancé un buen nivel, sabía de gramática, tenía vocabulario y hablaba con cierta fluidez. Desde hace 4 o 5 años solamente leo en inglés, no volví a tener conversaciones ni a escribir en este idioma. La falta de “uso” hizo que perdiera las habilidades que había alcanzado. A veces quisiera tomarme una pastilla para la memoria y volver a traer todo aquello. Me explican algo y yo sé que eso ya lo sabía, lo entiendo pero me cuesta trabajo usarlo en mi comunicación oral cotidiana. En ocasiones esto me genera stress.

Para hablar necesito pensar. Y lo hago tan lentamente… Esto tiene una ventaja, la poca velocidad de mi CPU ha permitido que me de cuenta de un fenómeno que nunca había percibido y es cómo pienso. Bueno, cómo pienso para hablar, cómo es el proceso para producir la mínima unidad que es una oración. No sé si a todo el mundo le sucede igual y si realmente este sea mi proceso completo, son especulaciones.

Cuando me enfrento a decir una oración creo que mi cerebro debe tomar muchas decisiones:

1. Qué es lo que voy a decir, cuál es el contenido
2. Es una pregunta, una afirmación o una negación
3. Cuáles son las palabras para decirlo, debo buscar en mi base de datos
4. Cuál es el tiempo verbal: presente, pasado, futuro, presente perfecto…
5. Cómo organizo las palabras adecuadamente para formar una oración con sentido
6. Si no tengo en mi base de datos todas las palabras para decir lo que pensaba debo entonces transmitir la idea de otra manera, lo cual me devuelve al paso 1.

Es importante aclarar que todo esto ocurre simultáneamente mientras estoy hablando y no necesariamente en el orden que presenté. En español, mi lengua materna, todo ocurre instantáneamente, tan rápido que no aclanzo a percibir lo que hace mi cerebro.

Luego de haber logrado decir la oración viene la auto-evaluación. Mii cerebro evalúa los errores y aciertos cometidos al hablar, si hice una afirmación y era una pregunta, si utilicé o no el tiempo verbal adecuado, si el adejtivo quedó bien o mal ubicado… Al final se da una palmadita: la próxima vez saldrá mejor.

Bueno, qué tiene que ver todo esto con informática educativa?

La conexión que hago se relaciona con ser competente o no en la integración de las TIC con propósitos de aprendizaje. Nuestros profesores aprenden qué son las TIC, aprenden a usar distintas herramientas, aprenden cómo se deben integrar en el aula, entre otras. Esto, en el ejemplo del inglés, es el equivalente a aprender gramática, pronunciación y vocabulario. Luego (si, generalmente es luego de “aprender”) deben llevar los conocimientos a la práctica, o lo que en mi ejemplo sería tener que comunicarse. Es en la práctica, en la vida real, en la cotidianidad donde se tiene oportunidad de cometer errores, de ensayar, de descubrir cosas, de verificar hipótesis y a partir de las acciones que se lleven a cabo mirarse a uno mismo a ver cómo está haciendo las cosas. Tal vez una mirada similar a la que yo hice de mi proceso y a la evaluación posterior a la acción. Esa mirada reflexiva es la que le puede permitir a uno mismo decir: este proceso tiene fallas, deben existir otros caminos más eficientes para hacer las cosas, debo cambiar esto, qué bien que hice aquello (yo estoy en esas, si alguien conoce un proceso más eficiente escríbame!!).

Aprender es un proceso y como todo proceso requiere de tiempo (y por lo tanto paciencia… que a ratos se agota). Pero no puede ser un tiempo muerto como mis 5 años sin practicar el inglés, sino un tiempo activo en el que se lleven permanentemente los conocimientos a la práctica hasta que se logre ser competente.

Se me ocurre que la diferencia entre ser competente vs saber acerca de algo y saber hacer algo radica en ese lapso de tiempo que transcurre entre el momento en el que se envía la orden al cerebro sobre qué hay que hacer o decir y el momento de la acción. Se es competente cuando parece que no hay necesidad de pensar para realizar la acción, cuando ambas cosas ocurren casi que simultáneamente.





“Habilidades”

14 02 2008

Según la revisión bibliográfica realizada para Nesta Futurelab por Rupert Wegerif:

 

Habilidad de pensamiento:  know how y know what.

Habilidades de procesamiento de información: permiten localizar, procesar, ordenar, clasificar, secuencializar, comparar, contrastar, analizar información. Equivalen a las competencias para manejo de información.

Habilidades de razonamiento:  permiten razonar para opinar, inferir, deducir, usar el lenguaje preciso para explicar el pensamiento, emitir juicios, tomar decisiones informadas basadas en razonamientos o evidencias.

Habilidades de indagación: permiten hacerse preguntas relevantes, definir problemas, planear qué hacer y cómo investigar, predecir, anticipar consecuencias, probar conclusiones e ideas.

Habilidades de pensamiento creativo: permiten generar y extender ideas, sugerir hipótesis, aplicar la imaginación, buscar alternativas innovadoras.

Habilidades de evaluación: permiten evaluar información, juzgar el valor de lo leído, escuchado o hecho, desarrollar criterios para juzgar el valor de un trabajo o idea.

El pensamiento tiene naturaleza holística, estas habilidades no se dan por separado y su desarrollo depende de las disposiciones de quien las desarrolla y del contexto social donde se da este proceso. Como era de esperarse, el autor, al revisar la evidencia, encontró que el hecho de usar las TIC por sí mismas no conduce al desarrollo de habilidades de pensamiento. El éxito en el desarrollo de estas habilidades depende de cómo es usada la tecnología. Mucho de este éxito depende del rol del profesor.








A %d blogueros les gusta esto: