Las competencias que demanda la Sociedad del conocimiento

4 08 2009

Desde el pasado, aunque no tanto como como hoy en día, se nos ha demandado la capacidad de análisis, síntesis, abstracción y creatividad. Los nuevos retos que impone el mundo actual exigen además que tengamos más habilidades y competencias en diversas dimensiones de nuestra integralidad como seres humanos. Por ejemplo, el proyecto Tuning plantea que estas son algunas de las competencias que la Sociedad del Conocimiento nos demanda:

  • autonomía  
  • trabajo en equipo 
  • capacidad de llevar los conocimientos a la práctica (no suena novedoso, pero es tan difícil que aún vemos a muchos personajes que predican teorías y no las aplican)
  • saber organizar y manejar el tiempo
  • habilidades de comunicación oral y escrita
  • analizar información de diversas fuentes
  • gestionar proyectos
  • aprender a actualizarse permanentemente
  • responsabilidad social y compromiso ciudadano
  • compromiso con la calidad
  • capacidad crítica y autocrítica

Este tipo de habilidades, desempeños y/o competencias se pueden fomentar en los ambientes de aprendizaje adelantando un cambio radical en ellos: contenidos, estrategias, roles, recursos, relaciones, objetivos, entre otros.

Anuncios




Social by social – Uso de las TIC con impacto social

9 07 2009

Gracias a Twitter me encontré con Social by social, una guía práctica para usar las TIC con impacto social. Como de costumbre, leí el libro con la lupa de la educación y dado el tema, con las compentencias ciudadanas en mente. A continuación presento un resumen (más algunos aportes personales) de los primeros capítulos e iré desarrollando el resto del libro en próximos posts. El libro se puede consultar en http://www.socialbysocial.com/

Los autores (Andy Gibson, Nigel Courtney, Amy Sample Ward, David Wilcox y Clive Holtham) parten de que el poder de las TIC, entendidas como Internet, tecnología móvil, video o la web 2.0, puede ser utilizado para revitalizar las comunidades, promover la democracia, mejorar los servicios públicos y movilizar a los ciudadanos para la realización de acciones colectivas. ¿Cómo pueden lograr todo esto las TIC? En realidad no son las TIC las que lo logran, son las personas que las usan y los fines con los que las usan.

En el mundo actual requerimos manejar grandes volúmenes de información, comunicarla, obtenerla, compartirla, contar historias, entablar conversaciones, trabajar juntos, promover ideas e influir sobre otros. Las TIC potencian las comunicaciones, ponen en manos de los ciudadanos el poder de comunicar masivamente y de tener conversaciones en doble vía. Las TIC ofrecen poderosas herramientas para el progreso social, permiten que las actividades sean más fáciles, accesibles y que se puedan hacer nuevas cosas, proveen de nuevas herramientas y plataformas para desarrollar ideas, servicios, organizar actividades, circular información, establecer contactos, resolver problemas y compartir mejores prácticas. Gracias a las TIC, el ciudadano del común puede informar a través del texto escrito, el video, la música, imágenes, animaciones o mundos virtuales a audiencias que no son pasivas y le responden, retroalimentan, contradicen o apoyan.

Como estas herramientas son tan poderosas, nos dejamos entusiasmar por ellas y olvidamos aplicar los principios que se aplican tradicionalmente, que son de sentido común, pero que suelen olvidarse: Usted necesita saber por qué quiere hacer algo ANTES de decidir cómo hacerlo.

Desarrollar un proyecto con tecnología social es primero que todo un proyecto social y luego sí tecnológico. La tecnología es un facilitador pero son las personas las que continúan siendo el foco. Tenga en cuenta entonces:

  • El propósito, el por qué: mejorar servicios, ofrecer oportunidades, resolver un problema específico. Concéntrece en lo que usted quiere lograr y no en otra cosa.
  • La gente involucrada, quiénes: los beneficiarios, contribuídores y financiadores. Considere sus necesidades, habilidades, qué los motiva y de qué son capaces.
  • El contexto actual, dónde: el sitio, organización, cultura…
  • El contexto humano: fundamental pues determina qué es posible. Siempre hay diversas personalidades, culturas sobre cómo hacer las cosas, filosofías, premisas, principios, relaciones. Todo ello hace viable o no un proyecto.

Una vez tenga claridad sobre lo anterior, no antes, escoja las herramientas y decida cómo y cuándo serán usadas. Esto, dicho de otra manera, significa que hay que planear el proyecto antes de empezar a diseñarlo.

Continuará…





Sobre la sociedad del conocimiento me pregunto…

12 05 2009

¿Qué entendemos por sociedad del conocimiento? 

¿Es una sociedad única o hay varias sociedades “locales”?

¿Y qué es sociedad de la información?   ¿Hay diferencia?

¿Qué papel juega la tecnología?

¿Necesitamos algunos conocimientos “especiales” para vivir en esta sociedad?

¿Qué tiene qué ver con la sociedad del conocimiento lo que cada uno de nosotros hace?

Gracias por sus respuestas





Estrategias para la Sociedad del Conocimiento

24 03 2008

El desarrollo de competencias para la Sociedad del Conocimiento plantea retos a los sistemas educativos. Es prácticamente imposible preservar el modelo en el que aprender se orienta a recordar y repetir datos y hechos, pues los volúmenes de información existente son inmanejables. El modelo tradicional no tiene impacto en esta Sociedad que requiere generar estrategias para hallar la información, utilizarla para construir significados e interactuar con diferentes culturas. Generar estas nuevas estrategias implica modificar las prácticas pedagógicas tradicionales por prácticas de facilitación o mediación del aprendizaje.

El profesor tradicional posee el conocimiento, lo transfiere a los estudiantes y está haciendo uso de las TIC para preservar y potenciar este tipo de prácticas, usa las TIC como herramientas neutrales para hacer las mismas actividades de enseñanza y aprendizaje que se puede hacer sin ellas.

El profesor de la Sociedad del Conocimiento diseña actividades alrededor del interés del estudiante, promueve el desarrollo de proyectos en colaboración, hace énfasis en la comprensión de ideas complejas más que en definiciones y hechos.

En una estrategia hipotética, tradicional, fortalecida con el uso de TIC, el profesor propone a los estudiantes la búsqueda de información en diversas fuentes sobre un tema teórico específico con el fin de presentar en clase los contenidos encontrados. A pesar de que esta estrategia supera el enfoque en el que el profesor es el proveedor de la información y de que favorece la actividad de los estudiantes, no busca que ellos generen sus propias ideas, que discutan acerca de lo encontrado o que contrasten la información hallada.

Una estrategia hipotética también, que apunta al desarrollo de nuevas competencias para la Sociedad del Conocimiento, parte de identificar con los estudiantes una necesidad, problema o pregunta relevante a partir de la cual ellos deben indagar información en diversas fuentes y contactar a personas que les brinden orientación, datos u opiniones. Estas personas pueden ser expertos, otros profesores, personas ajenas a la institución educativa o pares de otros sitios, ciudades y países que pueden tener información incompleta, contradictoria y hasta errónea. Los estudiantes localizan, procesan, ordenan, clasifican, comparan, contrastan y analizan la información y a partir de ella deben generar sus propias ideas. Adelantan un trabajo en colaboración con sus compañeros en el que deben opinar, inferir, deducir, emitir juicios y tomar decisiones sobre cómo presentar las alternativas de solución al problema o pregunta inicial.

La primera estrategia requerirá que los estudiantes memoricen la información encontrada para repetirla fielmente a sus compañeros, mientras que la segunda les permitirá poner en práctica diversas competencias para construir un conocimiento que va más allá de las definiciones y hechos puntuales, competencias más acordes con la Sociedad del Conocimiento.








A %d blogueros les gusta esto: