Sólo son bebés…

3 08 2009

No tiene nada que ver con el tema de este blog, pero estoy consternada y este es mi espacio para manifestarlo. Seguramente alguien está de acuerdo conmigo, eso espero sinceramente.

Este fin de semana, en reunión de padres de familia, la amiga de mi amiga comentó que su perrita había tenido 15 perritos. Estaban muy encartados tratando de alimentarlos a todos por lo que los cuidadores de la finca donde los tenían decidieron ahogar a 5 perritos. Yo abrí mis ojos sorprendida y consternada. Cómo era posible que hicieran eso, por qué no los dieron en adopción, los entregaron a un criadero o en últimas a un veterinario?

Pero lo peor no paró allí. Mi amiga, al ver mi reacción, me dijo: “pero no es tan grave porque eran bebés” !!!

Por Dios!!!

Dónde está el valor de la vida?

Dados los índices tan altos de maltrato infantil que tenemos en este país, no puedo dejar de hacer la analogía con la muerte de menores de edad. Me aterra pensar que los maltratadores de niños y niñas y que parte de la sociedad, que no maltrata directamente, pero que no se pronuncia al respecto, consideren y se justifiquen en que el maltrato y la violencia no son tan graves cuando las víctimas son bebés.


Acciones

Information

2 responses

3 08 2009
Luz Helena Munévar Lyons

Vida es vida, independientemente de que el que la posea sea un animal, una planta, un ecosistema o un ser humano.
El único dueño de la vida es Dios (para los que creen en él), y sin embargo, el ser humano, egocéntrico, antropocentrista, con infulas de Dios se atribuye la posibilidad de decidir sobre la vida de los otros…
Este significado de VIDA que construimos llama la atención… ¿En función de qué le damos valor a la vida?
por que tal parece, que aquello que nos estorba, que nos implica mayor atención o mayor trabajo, no merece tenerla.. y no me refiero unicamente a los cachorros, tambien a los seres humanos nonatos, los enfermos, los discapacitados, etc, etc etc.

Me gusta

3 08 2009
Mauricio Jaramillo Marín (@mediosydifusion)

Yo llevaría la analogía a una estadística con números reales probablemente mucho mayores: la de los niños que no son maltratados, sino que no llegan a nacer… y allí, los homólogos de ‘la amiga de la amiga’ tendrán una ‘disculpa aún mayor’: es que ni siquiera eran bebés.

Así estamos…😦

Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: