¿Usan internet para recrearse y no para aprender?

9 11 2014

Según el estudio Contexto escolar y social del aprendizaje en Colombia (los resultados aún no aparecen publicados en la página del ICFES),  los estudiantes usan internet para ocio y no para estudiar. No es un resultado que sorprenda. La experiencia trabajando en educación y el testimonio frecuente de muchos maestros así lo sugiere: los estudiantes entran a internet a jugar, a compartir en redes sociales o a ver videos. Todo ello con fines recreativos y con poca frecuencia para apoyar su aprendizaje.

En 2011 se publicó el estudio La generación interactiva en Iberoamérica 2010 (Bringé, Sadaba y Tolsá, 2011) en el que los resultados para Colombia muestran que niños y adolescentes entran a internet principalmente para visitar páginas web, como se puede ver en la siguiente tabla:

Usos de internet por escolares en Colombia 1

Usos de internet por escolares en Colombia 1

Usos de internet por escolares en Colombia 2

Usos de internet por escolares en Colombia 2

Usos de internet por escolares en Colombia 3

Usos de internet por escolares en Colombia 3

Fuente de la tabla

Los niños y adolescentes que participaron en este estudio (7.110 estudiantes colombianos mediante encuesta online) usan Internet “para visitar páginas web”, lo que no dice mucho. Lo interesante es ver el detalle de lo que hacen en esas páginas, que es lo que muestran los demás datos: entran a ver o compartir videos (no sabemos si algunos sean educativos), a chatear (puede ser sobre las tareas que estén realizando), a redes sociales (también podría ser para hacer tareas), a jugar (hay muchos juegos educativos), etc.

También dicen Bringué y sus colegas (2011, p 133):

Si hay algo que caracteriza a la Generación Interactiva, a la luz de los datos, es su preferencia mayoritaria por el ocio y el entretenimiento mediado por la tecnología.

Según el estudio del ICFES los niños y adolescentes que presentaron las pruebas SABER (más de un millón cien mil estudiantes) dejan claro que el uso de internet tiene poca relación con temas educativos (al menos es la conclusión del titular de prensa de El Tiempo).

¿Por qué ocurre esto? No lo dicen los estudios, pero podemos aventurarnos a dar algunas respuestas.

Bringué y colegas (2011) indagaron sobre la cantidad de horas que los niños y adolescentes dedican a hacer tareas en sus casas. Estas son las cifras:

Horas semanales dedicadas a hacer tareas

Horas semanales dedicadas a hacer tareas

Es poco tiempo semanal, lo que da pie a  pensar en la primera alternativa para responder a la pregunta por qué no usan internet con fines educativos: porque no lo necesitan. O no les dejan tareas, o no hacen tareas.

¿Y cuánto tiempo dedican a Internet? Casi la misma cantidad de tiempo:

Horas semanales de uso de internet

Horas semanales de uso de internet

Fuente del gráfico

Ahora, supongamos que el tiempo que están en internet lo dedican a actividades educativas. ¿Qué clase de actividades realizan?

En el 2013, Chile aplicó la prueba SIMCE-TIC a una muestra representativa conformada por 11.185 estudiantes de Segundo Medio (décimo grado) con el fin de conocer el nivel de desarrollo de las Habilidades TIC para el Aprendizaje que han alcanzado. Los resultados, según la página de Enlaces (2014) muestran avances en la apropiación de las TIC para usos básicos:

…El 46,9% de los estudiantes se encuentran en un nivel Inicial. En tanto un 51,3% de los estudiantes se encuentran en un nivel Intermedio y un 1,8% en nivel Avanzado. En términos generales, los resultados indican que los estudiantes han logrado las habilidades necesarias para comunicarse con sus pares y buscar información en medios digitales. Sin embargo, las habilidades cognitivas más complejas que implican el procesamiento y generación de información son logradas por un porcentaje muy menor de los estudiantes.

Si se puede generalizar el caso chileno a Latinoamérica, los estudiantes usan internet para acceder a información, pero no tienen las habilidades necesarias para evaluarla, crear nueva información, organizarla, analizarla o integrarla. El gráfico del informe de Enlaces (2013) así lo muestra:

SIMCE TIC 2013

SIMCE TIC 2013

Los resultados anteriores sugieren que en alguna medida los estudiantes usan internet con fines educativos, pero es un uso básico. Me atrevo a pensar que lo hacen para realizar tareas que probablemente resuelven copiando y pegando la información que encontraron en la primera página que les arrojó el buscador (no es una exageración, esto lo encontramos en una investigación con estudiantes de educación superior).

Lo expuesto previamente muestra que  los estudiantes no están alcanzando una adecuada alfabetización informacional, fundamental dentro de las habilidades del Siglo XXI. Esto implica que no se están formando ciudadanos competentes para manejar información, para evaluar si lo que encuentran en las redes o lo que les proveen los medios es confiable o verídico, para generar nuevos productos de conocimiento a partir de diversas fuentes o para solucionar problemas cotidianos que requieran de información. No se está formando, como debiera ser, el pensamiento crítico.

Tenemos parte de la responsabilidad en que los estudiantes no utilicen internet para aprender. Es importante generar ambientes de aprendizaje, proyectos, tareas o actividades que les permitan fortalecer la competencia para manejo de información en todas sus dimensiones. Dejar de lado la asignación de tareas que impliquen repetición o recolección de información y plantear tareas más creativas, de análisis, opinión, diseño, en las que los estudiantes tengan que comunicar sus propias ideas, en distintos formatos (texto, imagen, audio) luego de documentarse en múltiples fuentes de información.

 

Referencias

Bringé, Sadaba y Tolsá (2011). La generación interactiva en Iberoamérica 2010. Consultado el 8 de noviembre de 2014 en http://www.generacionesinteractivas.org/upload/libros/La%20Generacion%20Interactiva%20en%20Iberoamerica%202010.pdf

El Tiempo (2014). Jóvenes colombianos usan computadores para ocio y no para estudiar.Consultado el 8 de noviembre de 2014 en http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/educacion/computadores-y-educacion-en-colombia/14769338

Enlaces (2013). SIMCE TIC. Evaluación de habilidades TIC para el aprendizaje. Resultados nacionales. Consultado el 8 de noviembre de 2014 en http://www.enlaces.cl/tp_enlaces/portales/tpe76eb4809f44/uploadImg/File/2014/documentos/simcetic/Resultados_SIMCE_TIC_2013.pdf

Enlaces (2014). SIMCE TIC  Resultados 2013. Consultado el 8 de noviembre de 2014 en http://www.enlaces.cl/index.php?t=44&i=2&cc=2441&tm=2

 

 





Usos de las TIC en educación superior

14 04 2013

Este mapa presenta los usos que estudiantes y profesores universitarios reportaron hacer de las TIC para apoyar los procesos de aprendizaje y enseñanza.

 

Usos de las TIC en educación superior

 

 

 

(más información en http://educacionyeducadores.unisabana.edu.co/index.php/eye/article/view/1492/1661″ target=”_blank)





Un panorama de las TIC en educación superior

18 02 2013

See on Scoop.itEducar con TIC

Un compendio de una serie de límites que están siendo cuestionados por iniciativas y tecnologías recientes. Enlaces y material adicional: http://reaprender.o

Presentación completa en www.slideshare.net





TIC para fomentar el aprendizaje significativo

23 02 2012

Usar las TIC para que los estudiantes aprendan de manera significativa requiere la creación de ambientes de aprendizaje que tengan estas características:

1. Promuevan la construcción de conocimientos

Los aprendices representan sus ideas, comprensiones y creencias, tienen acceso a información, comparan perspectivas, ideas y cosmovisiones, producen conocimiento multimedia organizado.

 2. Permitan la exploración en contextos   auténticos en los que se aprende haciendo

El aprendiz aprende haciendo, las TIC le permiten   representar y simular problemas, situaciones y contextos reales, representar creencias, perspectivas, argumentos e historias de otros, crear espacios de problemas seguros y controlables.

3. Faciliten la interacción social 

Las TIC permiten llevar a cabo conversaciones en las que se puede colaborar con otros, discutir, argumentar, construir consensos. Finalmente, las TIC pueden apoyar el aprendizaje reflexivo cuando se utilizan para ayudar a articular y representar lo que el aprendiz sabe, para reflejar lo que ha aprendido y cómo lo ha hecho y para construir representaciones personales de significado.

4. Faciliten el aprendizaje reflexivo

Si el estudiante es consciente de que las TIC son herramientas que extienden su capacidad de investigar, de explorar, escribir, construir modelos, comunicarse con otros, diseñar y visualizar.

Estas formas de usar las TIC apoyan el aprendizaje significativo porque requieren que el estudiante piense y razone y es claro que se aprende pensando sobre lo que se hace, lo que se cree, lo que otros han hecho o creído y sobre los procesos seguidos al hacer y al pensar.





TIC y aprendizaje significativo

8 02 2012

El aprendizaje significativo se logra cuando el aprendiz se involucra en actividades activas, constructivas, intencionales, auténticas y cooperativas.

  • Las actividades activas privilegian la interacción del aprendiz con el entorno para que pueda manipularlo, conocerlo, cambiarlo y al observarlo interprete los efectos de la manipulación.
  • Las actividades constructivas permiten que el aprendiz integre las nuevas experiencias con su conocimiento previo del mundo.
  • Las actividades intencionales son aquellas que están dirigidas por las metas del aprendiz quien pone su intención y trata activamente de lograrlas.
  • Las actividades auténticas son aquellas que están situadas en el mundo real o que en caso contrario pueden ser simuladas en algún ambiente basado en problemas y permiten al aprendiz comprender, recordar y transferir los conocimientos a nuevas situaciones.
  • Finalmente las actividades cooperativas se refieren a aquellas que requieren que el aprendiz converse con otros, negocie con ellos tanto comprensiones comunes de las tareas como de los métodos para realizarlas.

Todas estas actividades están interrelacionadas, interactúan entre sí, son interdependientes y además hay sinergia entre ellas.

Hay varios tipos de pensamiento que se estimulan cuando se aprende significativamente: el causal, analógico, expresivo y experiencial.

  • El pensamiento causal se refiere a uno de los procesos cognitivos básicos e importantes que permiten hacer predicciones (razonar desde un punto dado para buscar sus posibles efectos) o inferencias (razonar hacia atrás buscando causas).
  • El pensamiento analógico permite comprender nuevas ideas comparándolas y contrastándolas con otras que se han comprendido previamente.
  • El pensamiento expresivo se da al permitir expresar lo que se sabe en diferentes formas como la escritura, tablas, cuadros, expresión visual y
  • el pensamiento experiencial genera la memoria más significativa y resistente.

Las TIC deben ser usadas en los ambientes de aprendizaje para que los estudiantes puedan desarrollar todos estos tipos de actividades y formas de pensamiento que favorecen el aprendizaje significativo.

Aprender con las TIC implica extender la capacidad de investigar, explorar, escribir, construir modelos, comunicarse con otros, diseñar y visualizar. Estos usos de las TIC apoyan el aprendizaje significativo porque requieren que el estudiante piense y razone y es claro que se aprende pensando sobre lo que se hace, sobre lo que se cree, sobre lo que otros han hecho o creído y sobre los procesos usados al hacer y pensar.

Las TIC, así como los profesores, no enseñan a los estudiantes. Los estudiantes sólo aprenden cuando construyen conocimientos, piensan y aprenden a través de la experiencia. Las TIC simplemente son herramientas que les facilitan esta construcción.

Basado en principios del aprendizaje significativo de Jonassen y otros, escritos en 1999 y 2008





Teorías de aprendizaje y educación

3 02 2012

Hay tres grandes líneas de investigación sobre la conexión entre aprendizaje y educación: el aprendizaje implícito y el cerebro, el aprendizaje informal y el aprendizaje formal.

La primera línea, aprendizaje implícito y cerebro,  se refiere al aprendizaje que no es orientado por nadie y va cambiando el cerebro, lo que a su vez precede a los comportamientos.

La segunda línea, aprendizaje informal estudia situaciones de aprendizaje que ocurren en espacios donde las actividades no están planeadas con propósitos educativos, se dan sin enseñanza, sin currículo, por ejemplo en entornos laborales y en comunidades de práctica auto-dirigidas. Algunos resultados reportados en esta línea sugieren aprendizajes sobre las formas de participación cultural y la comprensión de la propia identidad. Los resultados han aportado claridad sobre el papel que cumple el entorno en los aprendizajes y la importancia de adelantar prácticas educativas donde se usen los recursos que los estudiantes llevan a la escuela.

La tercera línea ha trabajado el aprendizaje formal, aquel que se lleva a cabo en espacios diseñados para tal fin. Al estudiar el aprendizaje de expertos se ha encontrado que su conocimiento conecta y organiza distintas disciplinas, incluye información y procedimientos que no son tan evidentes. Con ello sugieren que al enseñar se enfatice el desarrollo de rutinas de experto donde los aprendices resuelvan problemas rápida y adecuadamente, hagan transferencia de modelos y adelanten actividades metacognitivas.

Si aceptamos que estos son los tres tipos posibles de aprendizajes, se puede observar que las TIC pueden ser mediadoras y potenciadoras de cualquiera de ellos. En el primer tipo de aprendizaje las TIC permiten tener acceso a información con la que las personas se forman opiniones, aprenden comportamientos o hábitos de manera inconsciente, afectan el desarrollo y manejo del lenguaje debido a los cambios sintácticos y gramaticales que se van instituyendo, entre otros.

El segundo tipo de aprendizaje, el informal o no planeado, se puede llevar a cabo las redes sociales, donde en ocasiones parece que se logran acuerdos y movilización social con más facilidad que en las interacciones cara a cara; mediante el acceso directo a expertos y a grandes volúmenes de información de todo tipo: económica, política, social, histórica, cultural, etc. que permite formarse una idea más compleja de la realidad. ¿Este acceso a personas y a información que están más allá del alcance presencial genera algún cambio en la percepción de la realidad, de la sociedad, de la equidad, de la construcción del conocimiento, de la democracia, del entorno, de sí mismos?.

Sobre la integración de TIC en ambientes formales de aprendizaje se viene trabajando bastante.  Se han definido competencias y estándares para profesores y estudiantes, se desarrollan programas de sensibilización y formación, se diseña y desarrolla materiales educativos digitales, se fomenta la articulación de las TIC al currículo, etc. Sería interesante que estas iniciativas que buscan fortalecer el aprendizaje en entornos formales consideren estrategias para integrar el aprendizaje implícito e informal de los aprendices. Yo propondría también considerar que no sólo se aprende con el cerebro.


Basado en Learning theories and education: toward a decade of synergy, de Bransford, Stevens, Schwartz, Meltzoff, Pea y otros (2006)





Escritura no lineal

4 11 2011

Las TIC se han convertido en medios transformadores de la sociedad, en particular generando nuevas formas de leer y escribir. Cada época y grupo social tienen un repertorio de formas discursivas”1 y una forma discursiva de esta época es la lectura y la escritura hipertextual.

Internet maneja un lenguaje denominado hipertexto cuya forma usual se compone de múltiples páginas o nodos de información enlazados entre sí para formar una red y el lector selecciona el enlace por el cual quiere continuar la lectura, se le permite tomar la decisión de continuar la lectura inicial o ir a explorar lo que hay en otra página, que puede ser una definición o ampliación de lo que está leyendo. Así, dos lectores de un mismo documento pueden leer textos diferentes de acuerdo con sus intereses y necesidades.

El hipertexto es  “una escritura no secuencial, a un texto que bifurca, que permite que el lector elija… se trata de una serie de bloques de texto conectados entre sí por nexos, que forman diferentes itinerarios para el usuario” 2

El hipermedio se refiere al mismo concepto pero expande su alcance no solamente al texto escrito sino también al video, la imagen y el sonido, gracias al soporte que brindan las TIC.

 El texto no lineal puede catalogarse como una forma de hipertexto, sin embargo el contenido no se presenta completamente desarrollado para el lector, quien, para continuar la lectura, debe tomar decisiones sobre algún camino a seguir. Es fundamental la interacción entre el lector y el texto ya que este le permite intervenir en la historia y modificar el curso de la narración de acuerdo con las decisiones que tome en determinado momento.

Los contenidos entonces dependen de las elecciones del lector a quien se le demanda, de manera no opcional, participar en la escritura y construir el sentido del texto, lo que lo convierte, en cierta medida, en coautor del mismo.

La escritura no lineal rompe con la noción de unicidad del texto y permite la existencia de varios textos en uno. De esta manera se genera una secuencialidad múltiple.

La existencia de varios textos en uno significa que una narración no lineal puede tener varios inicios y varios finales posibles y la trama de la historia termina siendo particular a cada lector. 4

La decisión de fomentar la interactividad con el lector obliga al escritor de hipertextos a fragmentar el texto en un conjunto de pequeñas partes que pierden su ordenación lineal, que tienen cierta autonomía y que deben organizarse armónicamente para que cada lector pueda generar un significado. 

1 Voloshinov (1992: 46, en Lardone, 2007)
2 Nelson, 1981 en Lardone (2007)
3 Clavijo, A. y  Quintana, A. (2003). Creación de hiperhistorias: una estrategia para promover la escritura. Ikala, Revista de lenguaje y cultura, (8), 14.
4 Orihuela, J.L. (1997). Narraciones interactivas: el futuro no lineal de los relatos en la era digital.
Palabra clave No. 2.5 Cassany, D. (2002, febrero). La alfabetización digital. Ponencia presentada en el XIII Congreso Internacional de Lingüística y Filología de América Latina (ALFAL). San José, Costa Rica.
*
Lardone (2007). Implicaciones culturales de las nuevas tecnologías: ¿de qué hablamos cuando hablamos de hipertexto?. Revista Reflexiones, 86 (2)








A %d blogueros les gusta esto: