SimCity educativo | Video

24 01 2013

En marzo lanzan SimCityEDU, una comunidad en línea donde se pueden crear y compartir actividades pedagógicas que permiten motivar el interés de los estudiantes en las ciencias, matemáticas, tecnología, ecología y medio ambiente, entre otras.

Ver el video en www.youtube.com

Anuncios




TIC para fomentar el aprendizaje significativo

23 02 2012

Usar las TIC para que los estudiantes aprendan de manera significativa requiere la creación de ambientes de aprendizaje que tengan estas características:

1. Promuevan la construcción de conocimientos

Los aprendices representan sus ideas, comprensiones y creencias, tienen acceso a información, comparan perspectivas, ideas y cosmovisiones, producen conocimiento multimedia organizado.

 2. Permitan la exploración en contextos   auténticos en los que se aprende haciendo

El aprendiz aprende haciendo, las TIC le permiten   representar y simular problemas, situaciones y contextos reales, representar creencias, perspectivas, argumentos e historias de otros, crear espacios de problemas seguros y controlables.

3. Faciliten la interacción social 

Las TIC permiten llevar a cabo conversaciones en las que se puede colaborar con otros, discutir, argumentar, construir consensos. Finalmente, las TIC pueden apoyar el aprendizaje reflexivo cuando se utilizan para ayudar a articular y representar lo que el aprendiz sabe, para reflejar lo que ha aprendido y cómo lo ha hecho y para construir representaciones personales de significado.

4. Faciliten el aprendizaje reflexivo

Si el estudiante es consciente de que las TIC son herramientas que extienden su capacidad de investigar, de explorar, escribir, construir modelos, comunicarse con otros, diseñar y visualizar.

Estas formas de usar las TIC apoyan el aprendizaje significativo porque requieren que el estudiante piense y razone y es claro que se aprende pensando sobre lo que se hace, lo que se cree, lo que otros han hecho o creído y sobre los procesos seguidos al hacer y al pensar.





Video en educación

16 10 2011

El video, más que una tecnología o un medio, plantea un lenguaje que tiene altas potencialidades educativas. Los medios son vehículos de una forma de expresión mientras que el lenguaje se refiere a códigos estructurados. El video corresponde a un lenguaje audiovisual que mezcla sonido, palabra e imagen, pero no es un discurso, ni una conferencia, ni un lenguaje literario o intelectual. El video permite crear tensión e involucrar a quien lo ve de manera emocional, el lenguaje audiovisual comunica ideas a través de emociones.

En las prácticas pedagógicas el video se utiliza para transmitir información por sí mismo, para apoyar la presentación de información por parte del profesor, para involucrar a los estudiantes en la expresión de sus aprendizajes o para motivar o sensibilizar sobre un tema.

El video que transmite información se denomina video lección. En ella el video es un medio de exposición y transmisión de contenidos e información audio-visual-cinética. Esta parece ser una modalidad tradicional y poco constructivista de uso del video pero puede ser poderosa para introducir un tema a los estudiantes previo al desarrollo de un trabajo posterior. Para ello es fundamental que el video se use para motivar a los estudiantes hacia el tema a tratar, para sensibilizarlos sobre la problemática suscitarles emociones y afectos, generarles interrogantes sobre los puntos candentes del tema, mostrarles imágenes impactantes o testimonios sugerentes o conflictivos; informarles sobre temas poco conocidos, fomentar la reflexión, generar debate y estimular la participación activa.

En el video apoyo el video ilustra el discurso verbal del profesor a través de imágenes en movimiento.

El video proceso involucra a los estudiantes de manera activa ya sea convirtiéndolos en protagonistas del video grabando las clases y analizándolas después (muy útil para profesores en formación) o convirtiéndolos en productores y realizadores y promover la búsqueda de información, elaboración de guiones, grabación y sonorización de sus propios productos. El video proceso es una modalidad de expresión de mensajes y emociones que permite a los estudiantes manifestar su identidad, sus conocimientos y evidenciar los aprendizajes alcanzados.

El video per se, como cualquier tecnología, no agrega ningún valor al proceso educativo, se requieren estrategias pedagógicas efectivas que hagan uso de él de manera adecuada.

Ferrés, J. (1994). Video y educación. Barcelona: Paidós.





Qué saben hacer los niños de tercer grado (y qué deberían saber hacer)

14 12 2010

A continuación presento un ambiente de aprendizaje descrito a partir de un estudio de caso llevado a cabo en un colegio público de la ciudad de Bogotá. En este ambiente de aprendizaje participaron 34 estudiantes de tercer año de enseñanza básica y su profesora de informática. Todos los niños y niñas asistían simultáneamente a la sala de computadores una vez a la semana durante 90 minutos. La sala tenía 24 computadores funcionando, un servidor, un computador para la profesora, una impresora y un televisor. Máximo trabajaban dos estudiantes por computador y muchos de ellos lo hacían individualmente. Cada estudiante o pareja de estudiantes tenía su computador asignado para todo el semestre. La mayoría  de los estudiantes no tenía computador en sus casas.

La profesora manifestó que su objetivo con este curso era hacer uso de los computadores para apoyar a las otras áreas. Sin embargo sólo fomentó este objetivo en la mitad de las clases en las cuales trabajó con materiales educativos computarizados para reforzar el aprendizaje en las áreas como lenguaje, inglés, sociales y ciencias y para practicar operaciones matemáticas. Sin embargo, estas actividades no fueron más allá , no hubo reflexión, discusión ni se fomentó la conexión con las temáticas de las otras áreas.  En las demás clases la profesora les enseñó a usar el procesador de palabras sin articularlo con un área o tema específico.

Para ello  la profesora ejecutó las explicaciones en el servidor y éstas fueron proyectadas en el televisor. Los estudiantes se sentaron en el suelo frente al televisor mientras ella explicaba los conceptos y acciones que debían aprender y repetir posteriormente en sus computadores. En el siguiente ejemplo, les enseña sobre el procesador de palabras y la posición de los dedos en el teclado enfatizando la transmisión y reproducción de conocimientos y de los resultados más que el proceso de descubrimiento y construcción de habilidades:

Profesora: “…Y me sale el programa Word que es en donde hago cartas. Coloco mi mano donde debe ser. [Escribe ASDFG ASDFG con los dedos correspondientes a cada tecla y lo dice en voz alta]. Ahora voy a hacer con los de arriba, [menciona dedo por dedo a qué letra corresponde]. Vamos a hacer plana para ubicación de los dedos, no quiero ver que un niño me haga esto: [teclea todas las letras con el índice], este dedo es para acá [el índice es para las teclas que le corresponden].

 

 

Miren acá, me escribe en negrilla, ahí la puse, si está más negra, eso es negrilla, miren esta K, es para la letra cursiva…Esta S quiere decir subrayado. Lo quiero en negrilla, ¿cuál oprimo?
Estudiantes: “Negrilla.”
Profesora:   “¿Para qué es?”
Estudiantes: “Para resaltar.”
Profesora:   “Miren el tamaño de la letra, ¿cuál es?”
Estudiantes: “12”.
Profesora:   “Ojo, miren lo que voy a hacer, ¿qué pasó?”
Estudiantes: “Se agrandó la letra.”
Profesora:   “¿Qué tamaño le puse?”
Estudiantes: “24”.
Profesora:   “Ahí gradúan el tamaño que quieren para la letra. ¿Qué dice acá? [Times New Roman] Pero yo quiero otro, miren este tan hermoso, miren, como para hacer tarjetas para la mamá, voy a buscar otro tipo de letra, ustedes cuando ahora pasen al computador pueden ensayar todos los tipos de letra a ver cuál se adapta a tu [sic] gusto.”

De acuerdo con el estándar NETS, en los estudiantes de tercero de primaria se debe observar el inicio de ciertos desempeños con respecto al uso de los equipos y el software que no fueron encontrados en este ambiente de aprendizaje. Por ejemplo, no usaron apropiadamente el teclado, no colocaron correctamente los dedos en las teclas ni mantienen una postura correcta mientras lo usan. Tampoco realizaron actividades en las que tuvieran que cargar, editar, guardar e imprimir. Los estudiantes no hicieron copias de respaldo ni almacenaron datos, tampoco se enfrentaron a la solución de problemas simples con el software, no utilizaron software de bases de datos ni se observaron conocimientos sobre la red de computadores. No identificarondiferentes formatos de datos. Básicamente, de lo señalado en el estándar para tercero a quinto, sólo conocían las teclas alfanuméricas, Enter, suprimir y las flechas. 

Decidí comparar los desempeños de estos estudiantes en el uso de las TIC con el estándar de grado cero a segundo. y encontré que sabían cómo se colocan apropiadamente los dedos en las teclas pero no lo hicieron en la práctica, ni manipularon disquetes. El resto de los desempeños esperados para este rango de grados sí los lograron. Las observaciones muestran que los estudiantes fueron capaces de prender los computadores, la CPU y la pantalla. Manejaron el mouse con destreza, hicieron clic y en pocos casos dobleclic, utilizaron el teclado con un dedo, seleccionaron opciones de un menú, manejaron botones y navegaron dentro de los materiales educativos que usaron en clase. Utilizaron diferentes programas como Clic, Word, Internet Explorer, sabían ingresar, pero no todos sabían salir de ellos. El ingreso a estos programas lo hicieron desde el menú de inicio o haciendo clic y enter sobre el ícono del archivo. No observé que hicieran dobleclic para abrir programas. Varios niños no sabían usar la barra de scroll ni bajar al interior de un documento. Al parecer, no tenían conciencia del manejo de hojas más largas que la pantalla. La mayoría de los estudiantes sabían manipular CD. En Word usaron el WordArt, insertaron imágenes, cambiaron el tamaño de las letras. Estos desempeños corresponden al estándar del grado cero a segundo, según NETS.

Posiblemente el uso de otras estrategias pedagógicas hubieran permitido a los estudiantes alcanzar aprendizajes de mayor nivel de complejidad.

La invesigación completa se puede consultar en Jaramillo, P. (2005). Uso de tecnologías de información en el aula: ¿Qué saben hacer los niños con los computadores y la información?. Revista de Estudios Sociales, 20 (pp. 27, 44). En http://res.uniandes.edu.co/view.php/446/1.php





Algunos resultados del proyecto de extraedad y TIC

21 07 2009

Hace poco adelantamos un proyecto que tuvo como objeto intervenir y analizar las dinámicas de integración de las TIC con niños extra-edad. Como parte del proyecto se construyó y ejecutó una propuesta para el Aula de Aceleración del Aprendizaje del Liceo Agustín Nieto Caballero con el fin de facilitar, entre otros aspectos,  procesos de inclusión.

La inclusión se presenta inicialmente en la institución educativa al contar con un Programa de atención a población extra- edad, denominado Programa de Aceleración del Aprendizaje y Primeras Letras y recibir niños en condiciones vulnerables como el abandono o desplazamiento. Así, se favorece el acceso a la educación a este tipo de poblaciones. Sin embargo, al interior de la misma institución educativa se ha vivido históricamente un ambiente de prevención hacia estos niños debido a los comportamientos sociales que real o imaginariamente se les atribuyen, generando situaciones internas de exclusión.

Al adelantar el proyecto encontramos evidencias que sugieren que se generaron procesos de inclusión socio–cultural de los niños brindándoles la posibilidad de acceder a recursos, servicios, eventos y oportunidades que en el pasado no tenían.

El proyecto hizo visibles a estos estudiantes tanto para directivos y maestros, como para los estudiantes regulares del Liceo. Generó para ellos un reconocimiento social. La exclusión que se vivía disminuyó sustancialmente. Se favoreció la inclusión de los niños y niñas al permitirles el acceso equitativo y justo a espacios físicos del colegio tales como la sala de computadores, el salón de dibujo o el laboratorio de física. Estos espacios nunca habían estado disponibles para estudiantes del Programa.

Adicionalmente se abrieron espacios para la integración de los niños y niñas en el funcionamiento de la comunidad educativa. Estos espacios les permitieron interiorizar la cultura del Liceo y construirla y se generaron en espacios en los que pudieron socializar con sus pares y maestros. Los profesores buscaron otras estrategias para incluirlos, por ejemplo, los invitaron a participar en las olimpiadas institucionales, en un partido de fútbol con grado séptimo y en una izada de bandera, eventos en los que no habían sido considerados los estudiantes del Programa en años anteriores. Estas acciones favorecedoras de la inclusión, tales como el acceso a los computadores, a la emisora, a la izada o el partido, tenían como objetivo, según los maestros líderes del proyecto, que los niños y niñas sientieran que son capaces de realizar acciones distintas e interesantes, que pueden tener liderazgo a partir de sus aptitudes y que pueden sentirse reconocidos e importantes para un grupo, para los profesores y para sí mismos.

En este video, realizado por los profesores del Liceo, se puede ver cómo se llevó a cabo la integración de TIC.

(Ver presentación de julio de 2010 en https://ticserendipity.wordpress.com/2010/07/19/inclusion-de-ninos-extra-edad-con-tic/)

Lee el resto de esta entrada »





Un caso de integración de TIC que no agrega valor al aprendizaje

27 05 2009

Este es el nombre del artículo que nos publicó la Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud en su último número y muestra un ambiente de aprendizaje en el que se usaron las TIC bien usadas, pero mal integradas, porque no fomentaron el mejoramiento de la calidad de los aprendizajes de los estudiantes. Volviendo a la pregunta de hace un tiempo: las TIC o las estrategias pedagógicas, encontramos que en este caso fallaron las estrategias pedagógicas.

Resumen:

Pocos estudios cualitativos proveen información acerca del fenómeno de la integración de Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) en educación superior. Este documento corresponde a uno de los 17 estudios de caso adelantados en una investigación adelantada para conocer más a profundidad este fenómeno e identificar aprendizajes de los estudiantes que participan de él. Los datos se recogieron a partir de observaciones no participantes a las clases durante un semestre académico, entrevistas semiestructuradas a la profesora y entrevistas y grupos focales con estudiantes.

Adicionalmente se analizaron los trabajos de los estudiantes realizados con apoyo de TIC. Los datos fueron analizados mediante categorías deductivas e inductivas comunes a todos los casos y finalmente contextualizados.

El caso descrito en este artículo se refiere al ambiente de aprendizaje construido por 16 estudiantes y su profesora donde se integraron las TIC coherentemente con la estrategia pedagógica pero no agregaron valor al proceso de aprendizaje. La descripción presenta patrones de comportamiento, concepciones y prácticas pedagógicas que para otros profesores pueden constituirse en elementos para tomar decisiones sobre cómo diseñar sus ambientes de aprendizaje con TIC y para motivarlos a reflexionar sobre sus propias prácticas pedagógicas.

El artículo completo se encuentra en http://www.umanizales.edu.co/revistacinde/Vol%207/Segunda%20Seccion/Un%20casointegraciondeTIC.pdf

rlcsnj





Me decidí por el PBL (Problem-based Learning)

7 05 2009

Estoy diseñando un curso para un programa de Maestría en Informática Educativa dirigido a profesores que quieren integrar las TIC en sus ambientes de aprendizaje. Este diseño ha sido complicado y le he dedicado muchas horas. ¿Por qué?  La respuesta es que mis concepciones pedagógicas son constructivistas y siempre quiero romper con las propuestas pedagógicas tradicionales (aunque a veces me “toque” hacer algunas cosas tradicionales). 

Me  he cuestionado mucho sobre cómo abordar el curso porque quiero que los participantes tengan experiencias de aprendizaje diferentes que puedan replicar o adaptar con sus propios estudiantes, que sean activos en la construcción de conocimiento (no activos en hacer cosas, no es lo mismo), que desarrollen habilidades para trabajo con otros, que desarrollen habilidades reflexivas entendidas como la capacidad de mirarse a sí mismos como aprendices y adicionalmente que pongan en práctica habilidades investigativas. Estas son mis expectativas además de las competencias que el curso pretende que los estudiantes desarrollen: diseñar planes y estrategias para integrar las TIC en sus ambientes de aprendizaje, ejecutar estos planes y estrategias y evaluar los resultados. Creo que me puse sobre los hombros un gran reto.

Inicialmente pensé hacer un curso que girara alrededor del análisis de videos de distintos ambientes de aprendizaje apoyados o no con TIC. Contacté a varios profesores amigos cuyas propuestas me parecen interesantes para filmarlos en acción, busqué casos en youtube, bajé artículos de investigación y tomé algunos artículos míos que describen ambientes de aprendizaje. Esta propuesta me gustaba mucho, aún me gusta pero se requiere de más tiempo para desarrollarla.

¿Qué hacer? ¿Presentar contenidos en una charla magistral? No! Aunque en ocasiones hay que hacerlo, no es el ideal. El estudiante en estos casos actúa como receptor de información proveída por una “autoridad” y tiende a repetir aquello que se le “enseñó”. No es esto lo que quiero. Después de darle muchas vueltas, de un par de “coincidencias significativas” relacionadas con Aalborg, además de una fiebre alta y un problema respiratorio que me tiene incapacitada, hice clic. PBL!!

La estrategia de PBL  se adapta perfectamente a lo que quiero. Los estudiantes son realmente activos en la construcción de conocimientos pues no se imparte contenido, ellos mismos lo buscan de acuerdo con lo que identifican que saben o no. Además el PBL apunta a satisfacer todas mis expectativas.

En términos generales, el PBL, que surgió en la facultad de Medicina de la Universidad de McMaster en Canadá, es una estrategia que se centra en el estudiante y es él, con sus pares, el que se hace cargo de su aprendizaje. La estrategia inicia con la presentación, por parte del profesor, de un problema desestructurado que los estudiantes deben replantear e identificar qué conocimientos tienen para solucionarlo. En grupos identifican las actividades que deben desarrollar y la información que deben buscar hasta que dan solución al problema en una construcción social del conocimiento. Darle solución al problema es lo de menos, lo realmente importante es el proceso que deben seguir, la cantidad de dificultades que deben enfrentar al asumir la autonomía, las formas de interacción que debe adelantar con sus compañeros y el hecho de tener el manejo y control de su propio aprendizaje.

La decisión está tomada, voy a llevar a cabo la estrategia de aprendizaje basado en problemas. Ahora debo diseñar problemas interesantes e integrar las TIC de manera coherente y que apoyen y potencien el trabajo a realizar. Tengo un par de semanas para terminar el diseño. Luego generaremos el ambiente de aprendizajentre entre los estudiantes y yo y allí comenzarán nuevas dificultades porque una de las “desventajas” de la estrategia es el alto nivel de stress que genera en los participantes. Veremos qué pasa, pero creo que la estrategia será exitosa.








A %d blogueros les gusta esto: